Mostrando entradas con la etiqueta rosas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta rosas. Mostrar todas las entradas

martes, 3 de abril de 2018

Hoy siento en el corazón





Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas,
pero mi senda se pierde
en el alma de tiniebla.

La luz me troncha las alas
y el dolor de mi tristeza
va mojando los recuerdos
en la fuente de la idea.

Todas las rosas son blancas,
tan blancas como mi pena,
y no son las rosas blancas,
que ha nevado sobre ellas.

Antes tuvieron el iris.
También sobre el alma nieva.
La nieve del alma tiene
copos de besos y escenas
que se hundieron en la sombra
o en la luz del que las piensa.

La nieve cae de las rosas,
pero la del alma queda,
y la garra de los años
hace un sudario con ellas.

¿Se deshelará la nieve
cuando la muerte nos lleva?
¿O después habrá otra nieve
y otras rosas más perfectas?

¿Será la paz con nosotros
como Cristo nos enseña?
¿O nunca será posible
la solución del problema?

¿Y si el amor nos engaña?
¿Quién la vida nos alienta
si el crepúsculo nos hunde
en la verdadera ciencia.

¿Si la esperanza se apaga
y la Babel se comienza,
qué antorcha iluminará
los caminos en la Tierra?

¿Si el azul es un ensueño,
qué será de la inocencia?
¿Qué será del corazón
si el Amor no tiene flechas?

¿Y si la muerte es la muerte,
qué será de los poetas
y de las cosas dormidas
que ya nadie las recuerda?

¡Oh sol de las esperanzas!
¡Agua clara! ¡Luna nueva!
¡Corazones de los niños!
¡Almas rudas de las piedras!

Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas
y todas las rosas son
tan blancas como mi pena.
G. Lorca

Encarna Recio Blanco


lunes, 5 de febrero de 2018

He aquí dos rosas



He aquí dos rosas frescas mojadas de rocío:
una blanca, otra roja, como tu amor y el mío.
Y he aquí que lentamente, las dos rosas deshojo:
La roja, en vino blanco; la blanca en vino rojo.

Al beber, gota a gota, los pétalos flotantes
me rozaran los labios, como labios de amantes;
y, en su llama o su nieve de idéntico destino,
serán como fantasmas de besos en el vino.

Ahora, elige tú, amiga cual ha de ser tu vaso:
si este, que es como un alba, o aquél, como un ocaso.
No me preguntes nada: yo sé bien que es mejor

embriagarse de vino que embriagarse de amor…
Y así mientras tú bebes, sonriéndome así,
yo, sin que tu lo sepas, me embriagaré de ti…
Buesa


Encarna Recio Blanco

jueves, 15 de diciembre de 2016

El canto de una sirena





El canto de una sirena,
el abrazo más pueril,
unas tristes campanadas
 al ver a un niño con su fusil.

La calle huele a tomillo
a menta y romero,
cuando dos enamorados
se acoplan en silencio.

Una rosa en su rosal,
lleva una espina enclavada,
pero no puede llorar
porque un clavel la reclama.

Por el mercado se ofrecen
caricias frescas.
Se regalan sonrisas
que estén abiertas.

La fraternidad suspira
en grandes espuertas,
pero la gente sigue a su aire
con la carga a cuestas.

Están rebajadas las ilusiones,
las caricias, las emociones,
los besos y los abrazos,
y nadie se para, a catarlos.

Se donan los corazones
sin precio por medio,
para dar la vida
a quien está maltrecho.

El amor se regala
por el mercado,
de muchos colores
y a grandes gajos…
y nadie se para, a saborearlo.

Sigue el bullicio en la explanada
sin que nadie perciba,
que  estos regalos, no hay dinero
en el mundo, para comprarlos.

Encarna Recio Blanco



Escucha"EL CANTO DE UNA SIRENA" en Spreaker.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Esta noche les dejo



Esta noche les dejo…

Un adiós inacabado
unas rosas sin espinas
unas cuantas  rutinas
y el sueño que no he logrado.

Como obsequio mis sonrisas
y un manantial de te quieros
les dono todos mis versos
y mis preciosos sombreros.

Les regalo  mi corazón
y un alma que me he encontrado
también os dejo a un  ladrón
que alguna vez me ha robado.

Les doy mi barco de vela
con el timón ajustado
 un cofre con muchas joyas
de un valor inmaculado.

Les entrego bellos sueños
por si pueden despertarlos
y si los cumplen un día
intenten resucitarlos.

¡Eso sí! Quiero que mañana vengan
 a la cita prestos…
A este rincón del amor

donde cada noche  les espero.
Escucha"ESTA NOCHE LES DEJO UN ADIOS" en Spreaker.

sábado, 1 de marzo de 2014

Hoy está contento el Cielo.


 Hoy está contento el Cielo
y me manda una sonrisa
un ramillete de besos
y una sorpresa querida.

Hoy las brisas me susurran
que la esperanza está viva
y el camino ya lo veo
con rosas en vez de espinas.

Hoy cantan los ruiseñores...
Hoy son verdes las colinas...
Hoy a mí me ha dicho Dios
que me quieres vida mía.